Libertad vs Seguridad


1

Es triste que cuando las personas hablan del “sentido de la vida” se refieran a la orientación vocacional. La respuesta a ¿qué voy a hacer con mi vida? se ha tornado en la elección de una línea de trabajo.


Estas últimas semanas he estado leyendo la trilogía del Señor de los Anillos. Lo que

Frodo

le daba sentido a la vida de Frodo era destruir el anillo de Sauron, y si tenía que pasar por pobreza y penurias, incluso si le costaba la vida, así tendría que ser.


Durante mis viajes, he tenido la oportunidad de conocer a muchos mochileros. El sentido de la vida, para ellos, es conocer el mundo, no tener una gran carrera.


Siento que nos hemos vuelto unos chochos comodones, que por el deseo excesivo de seguridad hemos sacrificado perseguir motivos realmente trascendentes.


2

He conocido muchísimas personas durante mi vida, especialmente gracias a que llevo varios años trabajando como terapeuta psicológico profesional. Cada vez, me sorprenden más las personas que sienten que no pueden vivir sin una pareja, que se apegan a trabajos explotadores debido a la paga y que se deprimen si los de su entorno son económicamente más exitosos. Cuanto contrasta con esos santos que viven centrados en conocer a Dios o con aquellos que están entregados a alguna gran tarea moral como alimentar a los enfermos o niños abandonados.

Madre Teresa
Madre Teresa


No tiene nada de malo que aspiremos a grandes puestos y a que nos vaya bien personalmente, pero que hemos perdido mucha perspectiva acerca de qué es la vida y cómo confrontarla. Me parece que la grandeza de una persona se basa en aquello a lo que abre su corazón. Y vivir una vida en lo que lo único que importa es la seguridad y tranquilidad, en que todo esté en control, es muy limitado.


3

Creo que desde muy pequeños se nos condiciona para estar asustados. La necesidad de control sobre el futuro nos lleva a estar tan preocupados por nuestra persona que tendemos a evitar todo sentido de trascendencia, en su sentido más amplio de la palabra.


Creo que muchos de los problemas emocionales que padecemos se deben a motivos existenciales. Vivir para estar en total control de los factores y sin ningún riesgo, nos lleva a una vida aburrida y carente de sentido de la aventura, lo que solo puede llevar al debilitamiento de nuestra salud espiritual y mental.


Salvador Carrillo

Psicólogo Terapeuta

carrilloconsultas@gmail.com


58 vistas0 comentarios