top of page

TÉCNICAS PARA CONECTAR CON EL SER

Por Salvador Carrillo Terapiacarrillo.com







Técnica para experimentar a profundidad las emociones

· Siéntate en un lugar tranquilo y cierra los ojos.

· Presta atención a en qué parte de tu cuerpo estás experimentando mayores sensaciones emocionales.

· Mide la emoción: Del 1 al 10, cuán intensa es.

· Categorízala: ¿Es agradable o desagradable? Si puedes, reconoce si es miedo, abandono, soledad, tristeza, alegría, ansiedad…

· Háblale: Dile frases como por ejemplo:

ü Acepto que estés aquí. Me es difícil sentirte y a la vez acepto tu presencia. Te permito que estés aquí el tiempo que desees. Comprendo que tú no eres el problema sino una reacción a una situación determinada. Sé que buscas ayudarme, no perjudicarme. Gracias por estar aquí.

ü Eres solo una sensación física. No me estoy muriendo ni rompiendo en dos. El pinchazo de un alfiler me dolería más que tú. No te tengo miedo. Te reconozco como parte de mí. Te doy permiso a que estés aquí. Siento calma y a la vez te siento. Puedo sentir calma y la vez puedo sentir también está emoción.

ü Es comprensible cómo me siento. Esta es una emoción humana. Sé que muchas personas en el mundo se sienten como yo y por los mismos motivos. Sé que muchas personas podrían comprender lo que estoy sintiendo. Tengo derecho a tener esta emoción.

· Termina por abrir los ojos.

Puedes hacer este ejercicio varias veces al día y modificarlo según te acomode mejor. Lo importante es que se mantenga una actitud de sentir y aceptar la emoción.




Técnica para tener una opinión propia de ti mismo

Vivimos buscando la opinión ajena porque creemos que si el otro opina bien de uno, entonces uno estará bien consigo mismo. Grave error. No importa cuánto te amen, nunca será suficiente si no has conseguido tener una buena opinión de tu persona.

Un vaso puede ser visto medio lleno o medio vacío. Usualmente, cuando los demás nos dicen una opinión negativa de nuestra persona nos molestamos y vamos por el mundo buscando que nos den una opinión positiva de nuestro ser. Curiosamente, al momento de evaluarnos a nosotros mismos lo común es que lo hagamos de forma dura, incluso cruel.

Es importante que comencemos a evaluarnos de manera más positiva. El elemento clave es ser comprensivos y compasivos, no narcisistas. El error típico que hacen las personas al momento de intentar de verse a sí mismos en un matiz positivo es decirse “soy maravilloso, lo máximo, estoy por encima de los demás”. La forma correcta es expresarnos que nos aceptamos en nuestra imperfección, que no tenemos que ser perfectos para aceptarnos y que no nos abandonaremos. Aquí algunos ejemplos de cosas que puedes decirte, puedes hacerlo con los ojos cerrados y una mano en el pecho, con la intención de conectar con tu ser:

Te acepto. Tienes derecho a ser imperfecto. Yo no te voy a abandonar. No tienes que ser el más bello, inteligente o superior para que te aprecie. Tienes mi afecto incondicional. Valoro tus emociones y tu dignidad. No deseo dañarte. Siempre voy a estar a tu lado. Si los demás te rechazan, igual yo te seguiré aceptando”.

“Tal y como eres en este momento te valoro. No tienes que tener mucho dinero o el cuerpo perfecto para que te aprecie. Eres suficiente para mí. No has nacido para cumplir las expectativas de los demás. Lo único que quiero de ti es que te centres en disfrutar de tu vida. Lo que los demás hagan o piensen, da igual, yo siempre te voy a preferir. Aquí estoy, para ti, dándome a ti, estoy de tu lado. No estás solo”.

Varia esas frases como mejor te acomenden. Recuerda, la vida es de adentro hacia afuera. Nadie puede aceptarte y valorarte como tú lo puedes hacer con tu propia persona. Es fundamental que comiences a hablarte de una manera más positiva y humana. Esto hará que tu identidad deje de depender tanto de los demás, que estes mejor en soledad y que hagas las cosas más por vocación en vez de para cumplir las expectativas de los otros.


60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Reflexiones sobre la existencia de Dios

Por Salvador Carrillo El asunto de Dios es uno de los más importantes de la vida. Si crees o no marca un impacto determinante en la manera de ver el mundo. Cuando se va a un consultorio psicológico, u

Comments


bottom of page